Categorías
arquitectura bioclimática materiales revestimientos

Pinturas Sostenibles

 

Las pinturas tradicionales son sintéticas y suelen incluir en su composición formaldehído, metales pesados (mercurio, plomo, cadmio..)y COVs, como la acetona, que se liberan en un periodo de tiempo de hasta 5 años después de su aplicación. Las pinturas 100% ecológicas naturales no deben contener ninguno de estos componentes.

Han aparecido variedad de productos que reemplazan a los hidrocarburos por componentes naturales, lo que se da en llamar pinturas ecológicas y pinturas naturales. Estas pinturas no contienen disolventes orgánicos volátiles tóxicos, están hechas, principalmente, a base de aceites vegetales, sobre todo de lino, resinas naturales, caseína o de cítricos o silicatos cuando son para exteriores. A su vez los pigmentos no están compuestos de metales pesados sino a base de tierras, óxido de metales y diversos productos de origen mineral o vegetal. Además de no producir riesgos para la salud, también son respetuosas con el medio ambiente, y la huella ecológica que generan durante su producción y su período de vida útil es notablemente menor que la huella ecológica que dejan las pinturas convencionales.
¿Y qué beneficios nos aporta ? Pues bien, este tipo de pinturas, permiten transpirar a la superficie a la que cubren, ayudan a regular el nivel de humedad, no crean una capa impermeable sobre el yeso o el cemento sino que dejan respirar a los muros, evitando así hongos y bacterias. Otra característica que poseen es que no se cargan con electricidad estática. Una muy importante, y de cara a la seguridad, es que son ignífugas y en caso de incendio no liberan sustancias tóxicas. Son producidas de manera responsable, son inocuas durante su aplicación y a lo largo de su vida útil y se venden en envases reciclables.
Al no contener productos tóxicos su aplicación es segura para la persona que pinta o barniza. También existen productos que son lavables pensados especialmente para baños y cocinas, y para el tratamiento y protección de la madera hay barnices igualmente ecológicos sin disolventes orgánicos. Existe la posibilidad de comprar pinturas blancas ecológicas y luego teñirlas con colorante natural. Además, precisamente por su composición, tienen la ventaja que son más resistentes y tienen una mayor durabilidad lo que compensa el incremento de precio. Las pinturas sostenibles son algo más caras que las convencionales.

Pinturas de cal. Su componente principal es la cal aérea (que proviene de la descomposición, por calor, de las rocas calizas) y el agua que actúa como disolvente. El resto de los componentes varía según el fabricante entre resinas naturales, polvo de mármol y otros aditivos.Las pinturas de cal tienen dos características adicionales que las hacen sumamente interesantes. La primera, es su capacidad fungicida y antiséptica, ya que, gracias a su alcalinidad, impiden la formación de algas y hongos, evitando que en su superficie se asienten esporas de moho, líquenes, bacterias, etc. Y la segunda es su impermeabilidad, ya que la cal penetra en la porosidad del material sobre el que se asienta, hidrofugándolo y evitando, así, las filtraciones de agua hacía el interior. La característica anterior hace que, además de muy resistentes a las inclemencias del tiempo, sean lavables y puedan limpiarse con un paño húmedo.

Pintura de arcilla. Su componente principal es la arcilla de distintos colores y se utiliza no sólo para enlucido de muros (última capa), sino también para las capas anteriores a ésta como mortero, o revoco de arcilla. Esta pintura es muy decorativa ya que ofrece todas las tonalidades que proporcionan las tierras de nuestra diversidad geográfica. Su aplicación es sencilla y nos dan una excelente cobertura,pero es más delicada que las dos anteriores y no soporta bien el agua, por lo que está indicada para su utilización en interiores.

Pintura de silicato. Estas pinturas utilizan como ligante el silicato potásico, una materia prima mineral que es de gran agarre, ya que reacciona químicamente petrificándose con el soporte sobre el que se aplica. Este proceso llamado “petrificación”, les confiere una extraordinaria durabilidad y resistencia a los rayos UV. Al igual que las anteriores, al ser altamente alcalinas, tienen propiedades antibacterianas, desinfectantes y fungicidas. Al no formar una película superficial sobre el soporte, éste sólo puede ser de origen mineral y su aplicación es muy diferente al del resto de pinturas, por lo que se requiere de profesionales especializados para su aplicación. Aunque su precio es elevado, su durabilidad es enorme, como lo demuestran algunas construcciones realizadas a finales del siglo XIX en Alemania, en donde se inventó esta técnica. No obstante, la investigación sobre este tipo de pinturas ha logrado crear las llamadas pinturas de Sol-Silicato que, gracias a la combinación de dos ligantes naturales, el silicato potásico líquido y el sol de sílice (dióxido de silicio), hacen más fácil su aplicación y permiten también su utilización en soportes que no sean de origen mineral.

Pintura vegetal. Se obtiene como resultado del procesamiento de materia de origen orgánico y mineral, como raíces, almidón de patata, hojas, corteza de árbol, aceites, ceras, etc., combinados con otros elementos como agua, tierra o talco. Aunque se ha avanzado mucho en su fabricación, y ya hay fabricantes que ofrecen pinturas vegetales para exterior, su utilización está indicada, principalmente, para interior.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *